Vivir entre dos mundos 2/2

En México nos encontramos a unas dos semanas de elecciones. En lo personal no me afecta , aunque en lo profesional hay cosas raras. Algunas instituciones gubernamentales se la pasan en juntas y no contestan ( lo mismo me pasó hace seis y hace doce años ).


En México nos encontramos a unas dos semanas de elecciones. En lo personal no me afecta , aunque en lo profesional hay cosas raras. Algunas instituciones gubernamentales se la pasan en juntas y no contestan ( lo mismo me pasó hace seis y hace doce años ).

Uno de los principios de Castaneda, erroneo para variar, es que un guerrero hacer del lugar donde está su campo de batalla. Esto lleva a varias personas a tratar de ganar visibilidad ( o como he dicho antes, a tratar de ganar un reconocimiento que saben no merecen ). El problema de hacer del lugar donde está uno su campo de batalla, es que implica a veces pelear batallas ajenas o meternos en cosas que no nos tocan, simplemente por amplia visibilidad.

Hay cosas que pueden dar resultado y no es nuestro asunto, pero podemos ayudar. Por ejemplo, hace un rato una persona de contabilidad le pidió al fierrero (es decir, al técnico de sistemas que ve cables y desatasca papel de las impresoras) que le checara un aparato Mp3 que no funcionaba, y aunque lo formateó no se oía música. Le hice el comentario desde mi escritorio que probara a formatearlo a FAT16 y santo remedio, pero eso no era una batalla.

Vivo en un edificio y en ocasiones otras personas de otros departamentos no pagan su parte de la luz comunal. No es mi problema.

La mayor parte de los libros de Castaneda nos presentan una serie de situaciones que , salvo el episodio del puma y cuando casi linchan a Castaneda , no tienen mayor problema en el mundo real. He aprendido también que tratar de cambiar al mundo no resulta. Castaneda no cambia al mundo, no trata de cambiarlo, y con el paso de los años el resultado es el mismo: Nada.

¿En que mundo vive Castaneda? Siendo filosóficos podemos decir que en un mundo “simbólico”, pero aunque Octavio Paz presente el primer libro en el prólogo como una llave, no hay solamente una llave y no es solamente para una puerta.

Las llaves tienen también un solo lugar donde encajan, y a veces diversos tiempos. Pero las llaves se usan para defender la privacidad o los bienes que están tras de ella. Si mal no recuerdo las cerraduras caseras, como las conocemos, se inventaron a principios del siglo XX, aunque hubo antecesores previos.

Castaneda viajaba una o dos veces al año a México a lugares desconocidos e inlocalizables, pero no era a un lugar con finalidad espiritual concreta, incluso mientras mas avanzan los libros mas confuso , cobarde y perdido en el espacio resulta. En cuanto a su vida de la que se supone trabajaba, existen serias razones para suponer que inventó todo lo referente a Don Juan Matus (ver De Mille) y si sus trabajo era ser escritor tuvo exito, pero si su trabajo era “iluminar” no hizo nada en realidad y siguió igual o peor.

El hecho es que las llaves mencionadas por Castaneda son con un tiempo de caducidad. Hay un tiempo para todo. He visto desde hace mas de 20 años a personas que buscan visibilidad por coches nuevos, o cierta ropa, haciendo spinning o subiendo videos.

¿Pero qué hay detrás de la historia?

El realismo fantástico empezado por Borges / Marquez, habla de un mundo que está mas abajo / en el mismo lugar, pero no veo caso en mezclarte con mundos / sueños de otras personas que no pueden manejar siquiera el mundo de todos los días

hay un cuento de Robert Silveberg que se llama “no es nuestro hermano” (not our brother), que es de 1982. La historia trata de una persona que va a dar a un pueblo en la sierra donde hay unas máscaras y una mujer extraña que resulta ser un espíritu. Es una historia de terror, pero recuerdo que cundo la leí encontré parecido con otros asuntos del mundo real. En esa historia se supone que algunas personas del pueblo “que si tienen alma” lo salvan de una devoradora / desafiante de la muerte.

En realidad, el problema es bastante diferente. Demian de Hesse tiene una parte sumamente certera cundo empieza a tratar de entender el protagonista porqué tiene la amistad de Demian y de su madre; es el asunto relacionado con la Marca, el ser de la misma especie.

Con el paso de los años voy viendo entonces personas que se dan cuenta de la “carencia de almas” alrededor y que descienden a hablar de idioteces (por ejemplo, ayer estuvo una persona investigando sobre Ipads en la empresa al que estoy dando mas consultoría en estas fechas ) y despues de una hora de buscar llegó a la misma conclusión que yo. El problema es que se supone que estoy aquí entre otras cosas por los sitios web que hay que adaptarles a varios idiomas y Ipad (recibiendo uno gratis como parte del cobro de la razón social ).

Así que un combate en este caso o hacer del lugar un campo de batalla no es viable. Estas personas están en otro mundo que ami no me interesa, y aunque respeto lo que piensan otras personas (no aquí) sobre la importancia de teorizar en astronomía l oque veo son a personas que buscan visibilidad en un hobby pero su vida real ya se desapareció por el hobby, o personas que de hacer Yoga de repente ahora lo ven como un medio de ganar dinero y perdiendo por lo mismo toda posibilidad de “sadhana” (practica espiritual) al comerciar los intentos de iluminación o Satori.

He encontrado personas que tratan de tener un alta visibilidad (porque de ello depende su ingreso), que va desde los ataques de la secta o las personas que traen su celular 4G para no hacer nada, y aunque entiendo por ejemplo el resultado de esa acción (por ejemplo, recibo actualizaciones de bonebreakers, una escuela de artes marciales mixtas), obtienen un resultado tangible y están haciendo algo que puede llevar a resultados espirituales de los que siguen el camino.

A la larga, con el paso de los años me voy convenciendo mas que no sivre de nada hacer del excusado un lugar de batalla (si uno hace del lugar donde esta su campo de batalla, debería ser regla universal), pero en realidad el problema es que para mejorar la visibilidad de un sistema de conocimientos, ciertas personas se hacen opacos al mundo real.

Uno de los casos que me parece mas importante del mundo real es el contexto. Por ejemplo, Aunque el matón de la secta Kinam, Marco Antonio Arenas Chipola diga que la ruda es alucinógena, el contexto de la ruda ingerida como los tés de Julio Diana es el peligroso. Pero pensar que una página en internet o un artículo afecta el mundo real, pues no.

Hace unas semanas estaba pensando en las implicaciones de lo sucedido en Facebook en los últimos años, como problema de visibilidad por ejemplo para las empresas y el problema de la masa crítica. Desde hace varios años he tomado medidas para evitar robos de identidad, pero las plataformas llamadas “redes sociales” no sirven de nada para nada que sea util para el camino interior, a menos que necesites de otros para moverte.

Entiendo por ejemplo que personas del bajío que conozco consideren una gran biblioteca el equivalente a tres libreros (por ejemplo, como la casa de mi mamá y la zona de libros), pero cuando lo que tienes en tu propia casa son dos paredes de libros de pared a pared , te das cuenta que hay una masa crítica. Si bien hay libros que se repiten entre mis libros y los libros de mi mamá, por lo general la masa crítica estaba enfocada para ella en otra cosa, desde siempre.

Dos mundos.

Las opciones que quedan con el tiempo son reducidas. Por un lado puedes meterte en el mundo de la visibilidad excesiva (lo que es contraproducente) o simplemente te retiras del mundo y pasas a la siguiente generación, como hacen varias personas de conocimiento prehispánico que conozco, esperando otro tome el relevo.

Pero, si lo que dejas de visibildad son esfuerzos temporales, jamás podrás construir algo, es semejante a poner un ladrillo en cada solar esperando que las casa se construyan solas.

En estos años la secta Kinam lleva varios años haciendo interpretaciones de lo que hago y borrando sus foros: Uno de sus matones lleva tres casi tres años de ser corrido por insultar a mujeres y reclutar para sectas(aunque el robo del perro lo descubimos después) y en estos años es evidente que lo que queda es algo del mundo real en los casos reales.

Los libros de Castaneda muestran a una persona que no se preparaba para nada. Pero la preparación no es tomar diplomados de cloud computing o hacer amistades que compartan el mundo espiritual a través de facebook. Ambos procesos son solo fachada, exceso de visibilidad, pero lo que importa es interno, y ese desarrollo interno se puede evaluar a la larga.

Entonces, cuando cambias a un mundo por acciones “espirituales” o de crecimiento interno, suele ser en ocasiones por exceso de visibilidad deseada (los insultos mi familia, por ejemplo) que en la práctica solamente implican que hay personas con mucho tiempo libre y poco cerebro, y que, con el paso de los años, si siguen después de tres años en eso es por no tener vida propia.

Cuando uno viaja a otro mundo o ambiente cultural, debe ser para trabajar, no para buscar que te mantengan. Aunque hace varios años lo entendí, quizá el problema básico de los dos mundos es la semejanza con alguien que vive unos días en el sillón de una casa y otros días en otra, pensando que está engañando al sistema (o eso creen) y que confunden el actuar de manera ilegal, estúpida y autodestructiva, con estar fuera del sistema.

Estes en el mundo que estés tienes que trabajar.

Comentaba a principios de este tema que hay demoras en varias instituciones públicas. En unos dos o tres meses deben quedar resueltos unos cabos sueltos y entonces dedicaré tiempo a explicar como veo el futuro de aquí a diez años para los tipos de personas que dicen practicar el nagualismo.

Básicamente se reduce a que ciertos métodos exigen tener el cerebro conectado, pero alrededor he visto varias cosas relacionadas con la negación de la realidad.

Tengo 40 años, y de momento lo que preví hace casi veinte ha sido como esperaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.