Una irrealidad de 37 años 4/4

Recientemente me ha tocado presenciar varias respuestas viscerales de personas relacionadas con la secta Kinam, pero que carecen, por lo mismo de objetividad. Uno de los objetivos que mostré hace varios años era la necesidad de tener un trabajo, para no ser parásito de terceros.

Un prerequisito por lo general para el trabajo, es el uso del cerebro, y varias personas no lo tienen, o ya lo tienen destruido por las drogas. Confunden la realidad con las fantasías. Lo que pasa en el mundo real es diferente de lo que pasa en internet.

Asi que lo que resulta sobrenatural, en el nagualismo, es la carencia de cerebro y de memoria por algunos.

Me hicieron llegar hoy un ataque por parte de alguien expulsado de la asociación civil Ojos Alerta AC: Marco Antonio Arenas Chipola. En su momento lo corrimos por violencia de género (lease insultar a mujeres) , además que en aquel momento el sujeto estaba reclutando para la secta Kinam. Las cosas no cambian: en un juzgado van a la cárcel.

Una de las raras historias que tienen sentido en los libros de Castaneda, es al final del libro el conocimiento silencioso donde habla de la existencia (metafórica) de un puente de dos caminos, la razón y el conocimiento silencioso, que son por lo general excluyentes. Se plantea la necesidad , para los que lo desean, de cambiar de uno a otro de manera regular, lo cual es, por lo menos, suicida.

Hay herramientas que sirven para cosas diferentes. El conocimiento silencioso es probablemente una metáfora de la “claridad de mente” que menciona el mismo Castaneda, o un “propósito inflexible”.

Comentando desde hace años la importancia de la coherencia de propósito, realicé varios pasos como comprar varios dominios de internet para evitar el comercio de lo sagrado, y comentar acerca de la necesidad primordial del nagualismo : El uso del cerebro.

El buscar en Castaneda , la biblia o sectas como Kinam una explicación de porque el dios en turno no te hace rico, es una estupidez. Solamente puede uno acercarse a la espiritualidad de cualquier camino con los ojos abiertos y no como claves del pasado, deben hacerse las cosas en base a la capacidad de trabajo y el uso del cerebro. En cierto modo, para los que me agreden desde lejos desde hace años, debe ser muy duro tener que acusarme de que pierdan trabajos por usar niños como guia de drogas (frank diaz) o en el caso de Julio Diana que lo echaron de un lugar al verse que no existe ni tiene validez lo que llama Yoga Tolteca.

Los ataques personales si no estan sustentados por los hechos son simples mentiras, y los resultados se ven en la posibilidad de trabajar, validar percepciones y vivir en el mundo real.

El mundo real es a lo que Don Juan se refería como la maravilla de ser hombre, para bien y para mal.

Lo que hace al ser humano como tal, es la detección de los puntos debiles, la facilidad de pensar a futuro, y ser capaz de alterar su entorno.

En lo personal, no entiendo que tiene de sobrenatural hablar de conservar un trabajo como requisito primario. Existirán los que busquen y encuentren maravillas en Don Juan matus, el yaqui que no existió ( http://rojointenso.net/mybb/?p=25 ), pero deben ser capaces de aceptar las evidencias que como escritor Castaneda pudo recopilar algunas ideas, pero como persona, sus resultados dejan mucho que desear.

Mi posición al respecto desde 1992, es conocida. Solamente presento opciones de lo que no puede ser nagualismo, y los peligros que puedes evitar, de entrada, dándote cuenta que tu edad de trabajar no es eterna. Si no haces nada de tu vida antes de los 30, probablemente menos puedas ganarte la vida después.

El mundo real es diferente a internet. Y algunas personas no entienden que la capacidad de protegerte de parásitos, de la que Castaneda no habla, es paso previo al trabajo real.

Castaneda vivió en medio de fantasías poco comprobables, y algunos lo siguen en pases mágicos o lo alteran para darle un peso que justifique sus propios problemas.

En ocasiones yendo por la calle, me encuentro en la zona sur de la ciudad y veo a damas que piensan que se van a comer el mundo , pero es poco probable que lo hagan con una actitud de orgullo, y es poco probable que alguien que afirma estar en una escuela de retrasados mentales, pueda competir en algo real. Se den el titulo que se den los seguidores de castaneda, o de toltequidad, parecen tener aversión a usar su cerebro, o contra aquellos que como yo, les pedimos que se vean en el espejo, que dejen de mirar el techo cuando llegan a su casa (que no pueden pagar solos) y dejen de hacerse tontos solos. Abrir tu refrigerador y encontrar material de desayuno, e ir al trabajo puntualmente todos los días, en un trabajo a salvo de parásitos, incluyendo la propia estupidez de los que se sabotean solos o los que confunden resultados con el uso de facebook, es lo que importa.

Comer carne todos los días no es una necesidad, pero entiendo que las sectas se lo tomen personal que yo u otros podamos hacerlo. ya he comentado del interés de la secta en lo que como.

Por ejemplo,Desayuno de ayer, choco krispis para toda la familia, incluyendo dos huevos revueltos con jamón para los adultos. Hora de la comida, yo me eché una baguette de pollo de tentempié, (40 pesos) y de cena quesadillas de queso gouda en tortilla de harina, con un puré de papas y un café.

Lo que importa es lo que haces con lo que comes.

y evidentemente, si puedes ir al super y pagar en efectivo carritos de mil pesos a la semana, no tienes problema con el mundo real.

Y no te afecta lo demás.

Tu trabajo tiene de donde salir. En cambio, auqellos que se alimentan de fantasías o cuentos chinos, van cayendo uno a uno sin dar resultados.

¿Que comía Castaneda?

Los alimentos no tradicionales de los yaquis =P lo mismo Don Juan Matus.

Y a los 37 años de su cuento chino, solo provocó una guia para algunos con el corazón bien puesto, y una justificación de vivir en el pasado y del uso de drogas para lo demás, como defienden las sectas que llevan años tratando de acceder a mi patrimonio.

El tiempo dirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *