Hora: 26-Nov-2014, 05:57 AM ¡Hola, Invitado! (Iniciar sesiónRegístrate)

Enviar respuesta 
Modalidades
Autor Mensaje
admin Sin conexión
Administrator
*******

Mensajes: 16,281
Registro en: Dec 2005
Mensaje: #1
Modalidades
( tomado del sitio original )

Cita:Recientemente algunas personas de México me buscaron pidiendo información sobre lentes salia. mencionados en este tema.

Actualmente . principios del 2007 , los venden en tiendas nutrisoya pero los llaman \"Lentes de rejilla\", hay tres modelos diferentes, y estan en 200 pesos aproximadamente.Tienen dos de tipo \"Piramide\" y uno de tipo \"rejilla simple\", los de piramide son los buenos, y hay modelos para hombre y para mujer.

A mediados de enero 2011 me dicen que siguen vendiendolos en Casa Moy, Tienda naturista, 5 de febrero 45-c ciudad de México, y en otra sucursal con bolivar a 250 pesos.

A lo largo de mi entrenamiento entendí muchas cosas. Trataré de explicar poco a poco lo explicable de este entrenamiento; pero es un poco difícil hablar de cosas que deben vivirse. Sin embargo, durante los primeros 15 meses el entrenamiento consistió en pláticas una o dos veces por semana con el Nagual Rafael.

Entre lo primero que me enseñó y que me di cuenta que me estaba enseñando, era algo muy simple e importante. La ropa te vuelve invisible. Usando la ropa adecuada se te abren las puertas, y usando la ropa adecuada se te cierran, lo que a veces es más importante.

Por esa etapa yo tenía 17 años, y ya me había creado enemigos por el hecho de usar cierta clase de ropa. Debo explicarme. En la época de que estamos hablando, iba a hacer pesas de lunes a viernes hora y media diaria, para crear fuerza y no volumen. Hacer ejercicio antes de los 20 es muy útil porque el cuerpo da de sí, y el resultado fue que regularmente rompía camisas en pleno salón de clases sin ser especialmente musculoso.

Después de una pelea con varios antiguos vecinos que me vieron por casualidad en un momento dado, todo bravucón idiota que quería demostrar su superioridad me buscaba pleito. Después de las primeras seis o siete veces entendí que aunque era tranquilo había algo en mi actitud que estaba causando problemas. Pero pertenecía al taller de teatro, y no a alguno de los de deportes y me caracterizaba por ser relativamente callado y de los mejores del grupo, si no el mejor.

Incidentalmente, todo lo que fue de tercero a sexto semestre de preparatoria me la pasé pensando en una muchacha y rara vez tomé apuntes.

Una mañana llegué a ver al Nagual Rafael, y justo era uno de esos días que había roto la camisa: así que él me vio un momento y me dijo: "Seguramente muchos te buscan pleito, no?"

Le contesté que si y le pregunté como lo sabía, a lo que él me dijo que era obvio, ya que iba a una escuela pública, tenía dinero disponible y coche propio sin haberlos recibido de mi padre. Así que sumado a mi fuerza y relativa inteligencia, mas mis amistades con las muchachas de los tres planteles, seguramente mi sola existencia debía ser una mentada de madre para algunos.

La razón aparente no era importante, pero la real sí: Aquellos que no tienen nada para dar y solo pueden recibir, crean un rencor terrible. Por lo tanto, si yo entendía que lo importante era la persona, debería hacer cambios pequeños pero importantes.

Primero, dejar de usar el coche a menos que fuera necesario, o por lo menos, no llegar en coche.
Segundo, usar sudaderas holgadas que taparan mi fuerza
Tercero, usar lentes
Le comenté al Nagual que durante mi Niñez después de las operaciones de los ojos usé lentes un corto período, y que recientemente había usado lentes Salia porque a veces la luz del sol me molestaba. Él me dijo que podía matar dos pájaros de un tiro usando lentes de los que se oscurecen por el sol, y que por otro lado aprendería a ver la vida en una "modalidad" diferente por los mismos lentes, y podríamos empezar a trabajar en serio.

El resultado fue un poco tonto, aprender a subir y bajar escaleras, manejar y demás con lentes resultó casi imposible. Después de seguir sus indicaciones saqué lentes con aumentos varios, y cada vez me costaba mas trabajo adaptarme a esos modos de visión; al mismo tiempo me llevé la sorpresa al ver que pocas personas querían competir conmigo desde ese momento, como que ya no me consideraban una amenaza.

Al mismo tiempo me estimuló a dejar de hacer pesas y tomar mas en serio los estudios de Kung Fu.

El Nagual Rafael tenía un sentido del humor muy extraño. Todos los sábados tenía reunión con él a las siete de la mañana y por ese tiempo empecé a tratar a los otros miembros de su partida, con excepción del Nagual Andrés, al que ya me había presentado antes.

A la una de la tarde nos íbamos a comer el Nagual Andrés y yo, a veces con Doña Geno, a veces solos, a veces con Rosa Ortiz, pero nunca con Javier M, al que el Nagual Andrés prefería evitar. Cuando íbamos solos, acostumbraba llevarme a hacer lo que él llamaba sentir la ciudad, y ahí empezó el verdadero entrenamiento.

Por esa época en el taller de teatro íbamos a poner los entremeses cervantinos, y a mí me tocó ser el Viejo Celoso del entremés del mismo nombre. Entonces el Nagual Andrés se esforzó en enseñarme a sentir y vivir y actuar como si me hubiera destrozado la pierna, haciendo ejercicios diversos y usando un bastón, creo que el brillo en los ojos lo percibí un día en que vi las miradas de lástima de las familias o las muchachas en una gran plaza, cuando arrastraba mi pierna inservible en un cuerpo joven, cuando vi las burlas de un grupo de jóvenes que no se daban cuenta y nunca se darían de lo fácil que sería hacer que se tragaran su sonrisa y burlas...

Mencioné que el Nagual Rafael tenía un sentido del humor extraño, porque al regresar cada sábado a eso de las dos y media, al entrar a mi casa le entregaba las llaves del coche, y a cambio él me daba unos lentes, y mientras me los ponía, decía "Este es un trabajo para Clark Kent!!!!" Con lo que los tres acabábamos muertos de risa.

Esta historia puede parecer "memorias aburridas parte Uno" pero realmente es un ejemplo excelente del desatino controlado; por otra parte entendí que la diferencia entre una persona normal y un guerrero es la dirección no desviada, la ley interna de su ser que determina todas sus acciones, y sobre todo, que incluso para una persona existen diversos modos de ver el mundo.

Para emprender un camino es necesaria una fuerza, que está presente a menos que la apaguemos, y el primer paso para canalizarla es a través del cambio de nuestras acciones y apariencias físicas, aunque solo son un medio.

Al hacer un cambio en el modo de canalizar la energía, pasamos a otra modalidad, que causa también un cambio en nuestros modos de recibir energía o de percibirla.

Por otra parte, ciertas modalidades nos están negadas por no tener la energía necesaria para DESATAR el cambio.

El ejemplo que él usaba era que si la energía personal era el agua, el guerrero o brujo era una cisterna con tubería y que cambiando el modo final de la tubería podríamos obtener un lavabo, regadera, alberca o WC. A lo largo de los años, el entrenamiento cayó sobre todo en como usar los estados de vigilia intensificada (llamado por Castaneda conciencia acrecentada ), y en el establecimiento y conocimiento y creación de diversas modalidades, de lo cual hablaré mas adelante.

--------------------------------------------------------------------------------
Alfonso Orozco - Julio 1999
ICQ 41947900
21-May-2006 06:50 AM
Encuentra todos sus mensajes Cita este mensaje en tu respuesta
Enviar respuesta 


Salto de foro:


Usuario(s) navegando en este tema: 1 invitado(s)

Powered By MyBB, © 2002-2014 MyBB Group. | | Theme Created By effone of Equinox Design