Hora: 20-Feb-2020, 05:11 PM ¡Hola, Invitado! (Iniciar sesiónRegístrate)

Enviar respuesta 
Los leones de Bagdag
Autor Mensaje
Dark Crow Sin conexión
Posting Freak
*****

Mensajes: 11,310
Registro en: Nov 2005
Mensaje: #1
Los leones de Bagdag
Los Leones de Bagdad
Escrito por Juanjo Palacios el día 22 Junio, 2007



Edición original: Pride of Bagdad. 2006 DC/Vertigo.

Edición España: Junio de 2007; Planeta.
Guión: Bran K. Vaughan.
Arte: Niko Henrichon.
Formato: Libro cartoné, 168 págs.
Precio: 14,95 €.


Resumen de la editorial:

La historia se basa en un hecho real: durante el bombardeo de Irak, en el 2003, cuatro leones escapan del zoo de Bagdad. A través de estos animales, los autores realizan una crónica de las calles de la ciudad, bombardeada y sitiada. Perdidos y confundidos, hambrientos pero finalmente libres, los leones luchan desesperadamente por sus vidas, realizando así una reflexión sobre el verdadero significado de la palabra “libertad”, si realmente puede ser dada o únicamente puede ser ganada mediante la autodeterminación y el sacrificio.

El guionista Brian K. Vaughan es autor también de otras obras publicadas por Planeta DeAgostini, como “Y, el último hombre” o “Ex Machina” (error, esto último lo edita Norma). El dibujante Niko Henrichon ha colaborado en otras obras de DC/Vertigo como “Barnum” o “The Sandman Presents: Taller Tales”.

Y añado que también ha firmado para Marvel las series Runaways, The Hood (¡publícala Viturtia!), Cámara, Ultimate X-Men y Spider-Man: Exposición Negativa. Además para Dark Horse la miniserie Los Escapistas (¡publícala David Hernando!) y para Wildstorm ha escrito un curiosísimo episodio de la serie regular de Midnighter. Por si fuera poco también se ha incorporado al equipo de guionistas de la serie de tv Perdidos y trabaja en la traslación de sus obras a otros medios.

Ese interés por ver publicadas en España todas las obras escritas por el señor Vaughan es muy compresible por mi parte, porque se trata del guionista al que sigo con más atención en la actualidad. Casi más si cabe que a otros ilustres cerebros como Grant Morrison, Warren Ellis o el cada vez menos activo en las viñetas Alan Moore.
Se debe a que las historias de Vaughan me resultan tremendamente frescas, da gusto leer sus cómics porque son una auténtica manifestación de hacia dónde ha de dirigirse el medio para perpetuarse con dignidad en vez de estirando artificialmente franquicias.

No sólo es capaz de ofrecernos una visión novedosa del concepto de los superhéroes (en Runaways), sino que tiene la habilidad para crearse sus propias series desde cero, si acaso con la cultura popular como base de datos atemporal. Así surgen títulos tan interesantes como Y-El Último Hombre o Ex Machina, cuyo final ya está de antemano planificado para no quemar las ideas por exceso de exposición. De esta manera parece que esté escribiendo novelas gráficas de gran extensión, al estar delimitada de forma aproximada su duración total. Pero realmente su primera novela gráfica per se hasta el momento es Pride of Bagdad, conocida aquí como Los Leones de Bagdad, en vez de los más lógicos El Orgullo de Bagdad o La Camada de Bagdad.

La historia descrita en el resumen que abría este texto está fundamentada en hechos reales que en su día reflejaron diversos medios informativos. Por descontado se le ha añadido para la ocasión una importante carga de ficción, empezando por la capacidad parlante y pensante de los animales, bastante cercana a la humana. Gracias a ello son personajes con vida y voz propia, capaces de conmovernos en su historia vital por las calles del Irak en guerra.

A ello ayuda enormemente el cuidado trabajo gráfico de Niko Henrichon, que se ocupó de él por completo durante meses, logrando por fortuna un resultado a la altura del guión.

Si tuviera que quedarme con un solo cómic este mes, pasaría de guerras civiles y cincuentaydoses, incluso le pediría perdón a Alan Davis por no contar con su 4F: El Fin. Pero seguro que se mostraría de lo más comprensivo al enterarse de que la traición estaba justificada en los expresivos, majestuosos, salvajes y trágicos Leones de Bagdad.

Pride of Baghdad es la historia de los cuatro leones que se escaparon del zoológico de Baghdad durante los primeros ataques a la ciudad a principios del 2003, escrita por nuestro amado Brian K. Vaughan e ilustrada por Niko Henrichon

El autor, siguiendo la estela de la tradición de contar historias con animales, aprovechó la noticia del escape de los felinos para poder, por una parte, probar con un estilo que difiera con lo que usualmente escribe, y por otra, escribir sobre sus sentimientos en contrados al respecto de la guerra de Irak. La idea surgió en durante ese año, y en un ambiente enrarecido en el que cuestionar cualquier asunto sobre la guerra se tachaba de traición, esta muy agradecido a los responsable de Vertigo por dejarle hacer un trabajo con trasfondo esencialmente político durante un conflicto que aún continúa: el contenido detrás de las palabras y los dibujos nace de las propias dudas del autor sobre la guerra, la naturaleza de la ocupación, y el precio de la libertad. No hay aquí búsquedas, ni objetivos. Los personajes son como son, y sólo pretenden hacerlo lo mejor que saben. Pero primero han de saber qué tienen que hacer.

Vaughan piensa que sea cuales sean el resto de proyectos en los que se embarque durante su carrera, Pride of Bagdad siempre será del que esté más orgulloso, y se nota en la forma en la que habla de él. Para el autor, la obra representa simplemente su punto de vista. No hay una moral absoluta con la que el lector deba identificarse (o no). Vaughan se da por satisfecho si la obra perdura en la memoria del lector una vez que haya terminado de leerla.

De esta manera, los autores han procurado ser lo más rigurosos posible con respecto a la historia real, aunque hayan tenido que tomarse ciertas licencias para contar la historia desde el punto de vista de los cuatro leones. Aún así, insisten en que la protagonista de la historia es, en esencia, Irak, y no un grupo de leones parlantes, asi que mientras la guerra continúa, es complicado saber si el final de la misma será feliz o no…

Para el trabajo, ambos autores han afrontado un laborioso trabajo de documentación, leyendo y leyendo sobre la región, la historia de Irak, el coportamiento de los leones, etc…además, las propias noticias han sido fuente de inspiración, quedando constancia de ello en la obra (por ejemplo) con la aparición de un oso, que ya puede ser el oso que Uday Hussein tenía en el Palacio de la República o uno que escapó del zoo de Irak y acabó con la vida de algunos civiles.

La personalidad de los cuatro leones estan basadas en cuatro estereotipos iraquies, aunque por supuesto todos ellos cargados de ambigüedades: no hay comportamientos extremos, sino personajes complejos que reaccionan de distinta manera al hecho de que son libres. Zill es el macho más viejo, un “opotunista benevolente” dispuesto a vivir bajo el cuidado de cualquier, con tal de que le den de comer. Noor es una joven leona progresista, que prefiere ganarse su libertad a obtenerla de algún hecho exterior. Safa es una leona adulta que recuerda los peligros de la vida salvaje, y que sacrificaría algo de libertad por la seguridad. Ali es un cachorro que no conoce otra vida que la de cautiverio en el zoo

El hecho de que no aparezcan personajes humanos en la historia responde a que Vaughan sabe que hoy en día es muy difícil que el hecho de ver a un ser humano sufriendo sea capaz de remover al lector. Demasiado acostumbrados a verlo en la televisión, la gente está impermeabilizada al sufrimiento humano a terceros. Sin embargo, cuando son animales, la gente reacciona de forma diferente. El autor quería ver la guerra a través de ojos inocente, y la forma más efectiva de hacerlo. pensó, fue a través de esos animales completamente inocentes y ajenos a los hechos que los rodean.

El proyecto fue propuesto antes de que se tuviera al dibujante. Fue el editor de Vaughan quien propuso a Niko Henrichon después de ver su trabajo en Barnum. Los bocetos del artista en los que aparecian animales realistas expresando emociones fueron finalmente los que hicieron decantarse por él. Y la elección fue acertadísima, juzgad por vosotros mismos:



Y todo esto, por cortesía de nuestros corresponsales estadounidenses de Newsarama.

!! Hakuna Matata !!!

La consigna:
Mantener la Dignidad, la Fe, la Esperanza, el Respeto y el Honor. A traves de la Sabiduria, la Serenidad, la Sensibilidad y la Sencillez. regresar al Origen.

Los seres humanos son libres excepto cuando la humanidad los necesita.
ORSON SCOTT CARD
22-Jun-2007 02:13 PM
Visita su sitio web Encuentra todos sus mensajes Cita este mensaje en tu respuesta
Dark Crow Sin conexión
Posting Freak
*****

Mensajes: 11,310
Registro en: Nov 2005
Mensaje: #2
Los leones de Bagdag
subforo series

La consigna:
Mantener la Dignidad, la Fe, la Esperanza, el Respeto y el Honor. A traves de la Sabiduria, la Serenidad, la Sensibilidad y la Sencillez. regresar al Origen.

Los seres humanos son libres excepto cuando la humanidad los necesita.
ORSON SCOTT CARD
19-Apr-2008 12:48 AM
Visita su sitio web Encuentra todos sus mensajes Cita este mensaje en tu respuesta
Enviar respuesta 


Salto de foro:


Usuario(s) navegando en este tema: 1 invitado(s)

Powered By MyBB, © 2002-2020 MyBB Group. | | Theme Created By effone of Equinox Design