Archives

now browsing by author

 

Estadísticas Rosetta 09Nov20

Project: Rosetta@Home
current credit: 1,882,541.63
Credit/month: 1,825
World position: 1,494
https://www.boincstats.com/stats/-1/team/detail/142904/projectList

User name: Alfonso Orozco Aguilar
Total credit: 767,807
Credit month: 1,825

https://www.boincstats.com/stats/14/user/list/0/0/4621/0

Estadisticas rosetta 02sep20

Rosetta@Home 1,877,594.59
Credit month 2,377
Country prosition 295

Nombre Alfonso Orozco Aguilar
Total credit 762,860
Credit month 2,377

Beca Abogado del diablo

Un templo satánico, con sede en Salem (Massachusetts), está ofreciendo becas universitarias a estudiantes graduados de secundaria.

El templo pide como uno requisitos describir a un profesor que “aplastó tu espíritu, socavó tu autoestima y te hizo odiar cada minuto que fuiste obligado a estar en la escuela”.

fuente: [url=https://amp.milenio.com/internacional/estados-unidos/eu-templo-satanico-ofrecera-becas-universitarias-estudiantes]Milenio[/url]

The Finest Hours: El camino de las personas comunes

Hace algunas semanas ví esta película y tenía que comentarles, sobre ésta película que esta basada en hechos reales.

Lo que más me gustó de la historia es que en ocasiones no son los super poderes, sino la voluntad de acción de alguien para que todo el destino cambie.

Título:
La hora decisiva (España)
Horas Contadas (Latinoamérica)

Ficha técnica
Dirección: Craig Gillespie
Producción Dorothy Aufiero
James Whitaker
Guion Eric Johnson
Scott Silver
Paul Tamasy
Basada en The Finest Hours de Casey Sherman y Michael J. Tougias
Música Carter Burwell
Fotografía Javier Aguirresarobe
Montaje Tatiana S. Riegel
Protagonistas Chris Pine
Casey Affleck
Holliday Grainger
Eric Bana
Ben Foster

El destino es un obsequio…

El destino es un obsequio,
algunos pasan toda su vida
llevando existencias
de desesperación silenciosa.

No descubren que en verdad
lo que se siente como peso
sobre nuestros hombros,
es en realidad sentido de propósito
que nos eleva a mayores alturas.

Nunca olvide que el miedo
es solo el precursor del valor
y que luchar y triunfar
al estar frente al miedo
es lo que significa ser un héroe.
No piense… seálo.

troll hunters. cap 1

anti héroe… moda o coco-wash

Es mas creciente el número de historias que cuentan o justifican la historia de criminales, ¿será que es una forma de transformar el pensamiento colectivo, para hacer que acepte la impunidad?

No te dejes sorprender… ante la duda abstente, y regresa al origen, piensa, analiza… tal vez esa historia que te quieren vender sobre algún sujeto que pasa por encima de la ley y va sobre sus propios intereses, busca que con el tiempo, cambiemos nuestro modo de ver a los criminales, de hacerlos pasar como algo glorioso lleno de honor y cree que con el tiempo nos haremos de la vista gorda ante el mal.

El verdadero héroe busca reestablecer el equilibrio. El verdadero héroe hace pacto con LA LEY.

La Iliada: Canto IV (fragmento)

Me llamó mucho la atención que Alfonso comentó que este fragmento del poema fue de los primeros que trataron el tema del amor… porque era algo que aún no nacía como concepto para la humanidad y que así fue durante muchos años.

…Andrómaca, llorosa, se detuvo a su lado, y asiéndole de la mano le dijo:

?¡Desgraciado! Tu valor te perderá. No te apiadas del tierno infante ni de mí, infortunada, que pronto seré tu viuda; pues los aqueos te acometerán todos a una y acabarán contigo. Preferible sería que, al perderte, la tierra me tragara, porque si mueres no habrá consuelo para mí, sino pesares, que ya no tengo padre ni venerable madre. A mi padre matólo el divino Aquiles cuando tomó la populosa ciudad de los cilicios, Teba, la de altas puertas: dio muerte a Eetión, y sin despojarlo, por el religioso temor que le entró en el ánimo, quemó el cadáver con las labradas armas y le erigió un túmulo, a cuyo alrededor plantaron álamos las ninfas monteses, hijas de Zeus, que lleva la égida. Mis siete hermanos, que habitaban en el palacio, descendieron al Hades el mismo día; pues a todos los mató el divino Aquiles, el de los pies ligeros, entre los flexípedes bueyes y las cándidas ovejas. A mi madre, que reinaba al pie del selvoso Placo, trájola aquél con otras riquezas y la puso en libertad por un inmenso rescate; pero Ártemis, que se complace en tirar flechas, hirióla en el palacio de mi padre. Héctor, tú eres ahora mi padre, mi venerable madre y mi hermano; tú, mi floreciente esposo. Pues, ea, sé compasivo, quédate aquí en la tome ?¡no hagas a un niño huérfano y a una mujer viuda!? y pon el ejército junto al cabrahígo, que por allí la ciudad es accesible y el muro más fácil de escalar. Los más valientes ?los dos Ayantes, el célebre Idomeneo, los Atridas y el fuerte hijo de Tideo con los suyos respectivos? ya por tres veces se han encaminado a aquel sitio para intentar el asalto: alguien que conoce los oráculos se lo indicó, o su mismo arrojo los impele y anima.

Contestóle el gran Héctor, el de tremolante casco:

Todo esto me da cuidado, mujer, pero mucho me sonrojaría ante los troyanos y las troyanas de rozagantes peplos, si como un cobarde huyera del combate; y tampoco mi corazón me incita a ello, que siempre supe ser valiente y pelear en primera fila entre los troyanos, manteniendo la inmensa gloria de mi padre y de mí mismo. Bien lo conoce mi inteligencia y lo presiente mi corazón: día vendrá en que perezcan la sagrada Ilio, Príamo y el pueblo de Príamo, armad con lanzas de fresno. Pero la futura desgracia de los troyanos, de la misma Hécuba, del rey Príamo y de muchos d mis valientes hermanos que caerán en el polvo a manos d los enemigos, no me importa tanto como la que padecerá tú cuando alguno de los aqueos, de broncíneas corazas, se te lleve llorosa, privándote de libertad, y luego tejas tela e Argos, a las órdenes de otra mujer, o vayas por agua a la fuente Meseide o Hiperea, muy contrariada porque la dura necesidad pesará sobre ti. Y quizás alguien exclame, al verte derramar lágrimas: «Ésta fue la esposa de Héctor, el guerrero que más se señalaba entre los troyanos, domadores de caballos, cuando en torno de Ilio peleaban.» Así dirán, y sentirás un nuevo pesar al verte sin el hombre que pudiera librarte de la esclavitud. Pero ojalá un montón de tierra cubra mi cadáver, antes que oiga tus clamores o presencie tu rapto.

Así diciendo, el esclarecido Héctor tendió los brazos su hijo, y éste se recostó, gritando, en el seno de la nodriza de bella cintura, por el terror que el aspecto de su padre le causaba: dábanle miedo el bronce y el terrible penacho crines de caballo, que veía ondear en lo alto del yelmo. Sonriéronse el padre amoroso y la veneranda madre. Héctor se apresuró a dejar el refulgente casco en el suelo, besó y meció en sus manos al hijo amado, y rogó así a Zeus y a los de más dioses:

?¡Zeus y demás dioses! Concededme que este hijo mío sea, como yo, ilustre entre los troyanos a igualmente esforzado; que reine poderosamente en Ilio; que digan de él cuando vuelva de la batalla: «¡Es mucho más valiente que su padre!»; y que, cargado de cruentos despojos del enemigo quien haya muerto, regocije el alma de su madre.

Esto dicho, puso el niño en brazos de la esposa amada, que, al recibirlo en el perfumado seno, sonreía con el rostro todavía bañado en lágrimas. Notólo el esposo y compadecido, acaricióla con la mano y le dijo:

?¡Desdichada! No en demasía tu corazón se acongoje, que nadie me enviará al Hades antes de lo dispuesto por el destino; y de su suerte ningún hombre, sea cobarde o valiente, puede librarse una vez nacido. Vuelve a casa, ocúpate en las labores del telar y la rueca, y ordena a las esclavas que se apliquen al trabajo; y de la guerra nos cuidaremos cuantos varones nacimos en Ilio, y yo el primero.

Dichas estas palabras, el preclaro Héctor se puso el yelmo adornado con crines de caballo, y la esposa amada regresó a su casa, volviendo la cabeza de cuando en cuando y vertiendo copiosas lágrimas. Pronto llegó Andrómaca al palacio, lleno de gente, de Héctor, matador de hombres; halló en él muchas esclavas, y a todas las movió a lágrimas. Lloraban en el palacio a Héctor vivo aún, porque no esperaban que volviera del combate librándose del valor y de las manos de los aqueos.

La Iliada – Homero

fuente: [url=http://www.bibliotecasvirtuales.com/biblioteca/otrosautoresdelaliteraturauniversal/homero/iliada/cantoVI.asp]bibliotecasvirtuales.com[/url]

Ulises

De nada sirve que viva como un rey inútil
junto a este hogar apagado, entre rocas estériles,
el consorte de una anciana, inventando y decidiendo
leyes arbitrarias para un pueblo bárbaro,
que acumula, y duerme, y se alimenta, y no sabe quién soy.
No encuentro descanso al no viajar; quiero beber
la vida hasta las heces. Siempre he gozado
mucho, he sufrido mucho, con quienes
me amaban o en soledad; en la costa y cuando
con veloces corrientes las constelaciones de la lluvia
irritaban el mar oscuro. He llegado a ser famoso;
pues siempre en camino, impulsado por un corazón hambriento,
he visto y conocido mucho: las ciudades de los hombres
y sus costumbres, climas, consejos y gobiernos,
no siendo en ellas ignorado, sino siempre honrado en todas;
y he bebido el placer del combate junto a mis iguales,
allá lejos, en las resonantes llanuras de la lluviosa Troya.
Formo parte de todo lo que he visto;
y, sin embargo, toda experiencia es un arco a través del cual
se vislumbra un mundo ignoto, cuyo horizonte huye
una y otra vez cuando avanzo.
¡Qué fastidio es detenerse, terminar,
oxidarse sin brillo, no resplandecer con el ejercicio!
Como si respirar fuera la vida. Una vida sobre otra
sería del todo insuficiente, y de la única que tengo
me queda poco; pero cada hora me rescata
del silencio eterno, añade algo,
trae algo nuevo; y sería despreciable
guardarme y cuidarme el tiempo de tres soles,
y refrenar este espíritu ya viejo, pero que arde en el deseo
de seguir aprendiendo, como se sigue a una estrella que cae,
más allá del límite más extremo del pensamiento humano.

Éste es mi hijo, mi propio Telémaco,
a quien dejo el cetro y esta isla.
Lo quiero mucho; tiene el criterio para triunfar
en esta labor, para civilizar con prudente paciencia
a un pueblo rudo, y para llevarlos lentamente
a que se sometan a lo que es útil y bueno.
Es del todo impecable, dedicado completamente
a los intereses comunes, y se puede confiar
en que sea compasivo y cumpla los ritos
con que se adora a los dioses tutelares
cuando me haya ido. Él hace lo suyo, yo, lo mío.

Allí está el puerto; el barco extiende sus velas;
allí llama el amplio y oscuro mar. Vosotros, mis marineros,
almas que habéis trabajado y sufrido y pensado junto a mí,
y que siempre tuvisteis una alegre bienvenida
tanto para los truenos como para el día despejado, recibiéndolos
con corazones libres e inteligencias libres, vosotros y yo hemos envejecido.
La ancianidad tiene todavía su honra y su trabajo.
La muerte lo acaba todo: pero algo antes del fin,
alguna labor excelente y notable, todavía puede realizarse,
no indigna de quienes compartieron el campo de batalla con los dioses.
Las estrellas comienzan a brillar sobre las rocas:
el largo día avanza hacia su fin; la lenta luna asciende; los hondos
lamentos son ya de muchas voces. Venid, amigos míos.
No es demasiado tarde para buscar un mundo nuevo.
Zarpemos, y sentados en perfecto orden hiramos
los resonantes survos, pues me propongo
navegar más allá del poniente y el lugar en que se bañan
todos los astros del occidente, hasta que muera.
Es posible que las corrientes nos hundan y destruyan;
es posible que demos con las Islas Venturosas,
y veamos al gran Aquiles, a quien conocimos.
A pesar de que mucho se ha perdido, queda mucho; y, a pesar
de que no tenemos ahora el vigor que antaño
movía la tierra y los cielos, lo que somos, somos:
un espíritu ecuánime de corazones heroicos,
debilitados por el tiempo y el destino, pero con una voluntad decidida
a combatir, buscar, encontrar y no ceder.
Traducción: Randolph D. Pope

[url=http://www.mgar.net/var/ulises5.htm]http://www.mgar.net/var/ulises5.htm[/url]

felices fiestas

eso

superman

2o. trailer

[url=http://youtu.be/KVu3gS7iJu4]http://youtu.be/KVu3gS7iJu4[/url]